Llegamos, por fin, a la última fase de la reforma, y también a la más intimidante: su ejecución. Aquí es donde se va a evidenciar todo el trabajo previo que hemos realizado hasta ahora y, como en las fases anteriores, ha de planificarse con todo cuidado para evitar errores.

Leer más