preparacion-alimentosDentro del diseño global de la cocina, el diseño de un espacio de trabajo eficiente para la preparación de las comidas, necesita una cuidadosa planificación.

Es importante elegir bien su ubicación, teniendo en cuenta que se encuentre dentro del triángulo de trabajo que recomienda la ergonomía y, óptimamente, entre el frigorífico y la zona de cocción.

Así como en artículos anteriores tratábamos lo referente al almacenamiento y al equipamiento, vamos a indagar en la forma en que preparamos la comida para, teniendo en cuenta las respuestas, poder diseñar la cocina de acuerdo con ellas y conseguir la máxima adaptación a nuestras necesidades:

  • ¿Preparas varias comidas al día o comes fuera frecuentemente? Si lo haces en casa, ¿cocinas sólo para tí, para tí y tu pareja o tienes toda una familia que alimentar?
  • ¿Preparas la comida tú solo o quizá tu pareja o los niños comparten el trabajo (y el espacio) contigo? Si los niños se involucran en la preparación de la comida, quizá una pequeña zona de encimera más baja te sería útil.
  • ¿Cocinas normalmente con alimentos frescos, que requieren mucha preparación y, por lo tanto, mucho espacio, o sueles utilizar platos preparados que requieren un mínimo de espacio para su manipulación?
  • ¿Te gustaría una superficie de trabajo hecha con diferentes materiales que se adapten a diferentes actividades culinarias, como por ejemplo un trozo de mármol para la preparación de masas o una tabla de madera integrada para cortar? ¿O prefieres un solo material para toda la encimera?
  • ¿Eres un cocinero sociable que prefiere mirar hacia el interior de la habitación, en cuyo caso podrías plantearte la creación de unaisla o península? ¿O te gusta más cocinar de cara a la pared o mirando a través de una ventana? En este último caso, ten en cuenta que necesitarás un extractor que se coloque en la encimera, en lugar de en la pared.

Una vez tengas la respuesta  a estas cuestiones sabrás cuánto espacio necesitas dejar entre el frigorífico y la zona de cocción, dónde situar ésta y cómo diseñar la encimera. Seguro que en tu día a día agradecerás haberte parado a pensar en este tema.

En próximos artículos seguiremos planteando el programa de necesidades para el diseño de la cocina.

Si te ha gustado este artículo, te invito a escribir un comentario y/o a compartirlo en tu red social preferida.